Mobile World Congress 2013, la feria de los récords

Más de 70.000 participantes de 200 países. Más de la mitad de ellos ejecutivos de alto nivel. 1.500 empresas, de ellas 113 españolas. Récord de espacio ocupado: 94.000 metros cuadrados. 280 oradores en cuarenta sesiones de conferencias, delegaciones oficiales de más de 140 países y organizaciones internacionales... Este será, sin duda, el Mobile World Congress de los récords.

Por primera vez se celebra en las nuevas instalaciones de la Fira de Barcelona. Ocho pabellones que ofrecen a los visitantes hasta un 21% más espacio para sentarse en los auditorios, 49 puestos de comida repartidos por todo el recinto y 270 puntos de conexión WiFi. Todo el recinto, además, reduce el consumo de electricidad hasta en un 31% gracias a los 18.000 paneles solares instalados, además de evitar las congestiones de tráfico en el centro de la ciudad que caracterizaban a las ediciones anteriores. Hay cinco auditorios. Nuevos espacio de trabajo y reunión entre los pabellones. Zonas verdes para relajarse y conversar.

John Hoffman, director de GSMA, y Michael O’Hara, director de marketing de la asociación de operadores móviles, hablaron de los retos y oportunidades de la industria mientras que Ben Wood, analista de CCS y considerado uno de los mayores expertos en el sector, fue el encargado de explicar las principales novedades que se verán en el evento de este año en cuanto a dispositivos y tecnologías.

 

Gran impacto económico

El impacto económico de la feria en 2012 fue de 301 millones de euros y 6.485 empleos creados. Para esta ocasión, las expectativas son mucho mayores. El programa de conferencias previsto será excepcional y abarca desde las estrategias de movilidad de los operadores a las operaciones en la nube, plataformas móviles de innovación o el futuro de las comunicaciones. Esas conferencias estarán a cargo de, entre otros, los presidentes de Telefónica, Vodafone, Nokia, Ericsson o Dropbox. Todos ellos líderes de las distintas partes de una industria que prevé multiplicar por más de sesenta su volumen de negocio en los próximos cinco años.

Como en ediciones anteriores, habrá un área especialmente dedicada a las aplicaciones. «AppPlanet» será este año mayor que nunca. Además, se concederán 32 premios, repartidos en 8 categorías. Entre los sectores representados están la salud, la automoción, que cobra cada vez más importancia en la feria, la electrónica de consumo, y la educación. De hecho, el número de dispositivos conectados se va a disparar a medida que coches, y dispositivos de todas clases empiecen a poder enviar y recibir información a través de internet.

Un concepto al que en esta ocasión se prestará especial atención es la «ciudad conectada» en la que todo, desde los taxis a las tiendas y comercios, están a caballo de las nuevas tecnologías. Los organizadores creen firmemente que la industria de la movilidad es uno de los sectores que logrará sacar al mundo de la crisis. Y animan a los gobiernos a desarrollar y promover nuevos servicios móviles, lo que redundará en la creación de empleo y en mucha mayor riqueza para los países que mejor lo hagan.

 

Lo que se podrá ver

Pagos por móvil, «ticketing», acceso seguro y cupones de ventas y descuentos serán algunos de los nuevos usos del móvil que se verán y que empezarán a aterrizar entre los usuarios ya desde este mismo año. En esta nueva forma de utilizar el móvil tiene mucho que decir la tecnología NFC (Near Field Communication) que permite a los dispositivos intercambiar datos con solo rozarse entre sí y que se ha convertido en todo un estándar de la industria. Gracias a NFC podremos, por ejemplo, pagar en un supermercado con solo acercar el móvil a los productos que queramos comprar.

En 2016 habrá 9.000 conexiones móviles en el mundo, más que personas. De ellas, solo 1500 millones serán teléfonos móviles. El resto de conexiones a la red móvil se producirán desde otros dispositivos. Hoy, después del iPhone, toda la variedad de formas que había antes en los teléfonos móviles se ha reducido a una. Una gran pantalla táctil en un diseño cuadrado, pero hay otras diferencias. Y están en las aplicaciones y los servicios, y ahí es donde está hoy la principal batalla.

 

Crecimiento de las descargas de aplicaciones

En 2012 se descargaron 5.300 millones de aplicaciones en dispositivos móviles. Para 2016, esa cifra habrá crecido hasta las 150.000 millones de «apps» descargadas. La tendencia, pues, es imparable; una tendencia que ha llevado a que el negocio se mueva de la voz a lo visual, de las conversaciones a los datos que pueden consumirse en una pantalla. Por eso el verdadero negocio de los operadores es, hoy en día, el tráfico de datos.

Las nuevas redes, como LTE, permitirán mucha más velocidad pero también la llegada del internet de las cosas, una realidad en la que todos nuestros electrodomésticos, desde la cámara de fotos a la lavadora, se conectarán a la red móvil a través de una tarjeta SIM. Pero no sólo eso. También lo harán los sistemas y equipos sanitarios de todo tipo, o los aparatos de firmes, las señales de tráfico o los sistemas de riego de las explotaciones agrícolas...

Categoría: 

Temáticas: 

0

Publicidad