Madrid multa a Apple con 47.000 euros por no informar bien sobre la garantía de sus productos

La Comunidad de Madrid ha multado a Apple con 47.000 euros por hacer creer a sus clientes que el periodo de garantía de sus productos es de sólo un año cuando la ley marca que son dos, según ha informado la Asociación de consumidores Facua. Una estrategia con la que la compañía de la manzana perseguía vender a sus clientes una ampliación de la garantía a través de un seguro.

La multa se produce después de que este organismo denunciara al fabricante de iPhones y iPads antes las autoridades de consumo de varias comunidades autónomas por incurrir en publicidad engañosa e infringir el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que recoge que el "el vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega".

Según Facua, la compañía envió de forma masiva correos electrónicos comerciales a usuarios donde indicaba que “la garantía de un año del dispositivo [en ese caso, iPhone 4] estaba a punto de caducar para que contratasen el producto Apple Care Protection Plan. Un seguro que, según indicaba el anuncio, ampliaría la cobertura del servicio técnico y reparaciones a dos años a partir de la fecha de compra.

La asociación de consumidores califica de “ridícula cuantía” la multa impuesta por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Economía y Hacienda. Y en una nota colgada en su web, asegura que es “como si se hubiese sancionado a una frutería en lugar de a una de las principales multinacionales de productos electrónicos".

Multa en Italia

En este sentido, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, recuerda que por la misma causa en Italia se le impuso a Apple una multa de 900.000 euros a finales de 2011. “En España, el fraude a los consumidores sale muy barato a las grandes empresas”, insisten desde la organización, que están esperando a ver cómo actúan el resto de comunidades donde se ha denunciado a la compañía.

Facua explica que durante el procedimiento sancionador, que ya es firme, Consumo no les informó de las medidas que tenía previsto adoptar, lo que les impidió poder presentar alegaciones sobre el importe de la sanción propuesta.

En el caso Apple-Italia, la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de ese país impuso a la multinacional una doble multa por incurrir en “prácticas comerciales deseleales en contra de los consumidores”. La primera, de 500.000 euros, por cubrir solo un año de garantía e inducir a sus clientes a firmar el seguro adicional. La segunda, de 400.000 euros, fue por no informar adecuadamente ni en sus puntos de venta ni en sus sitios web a los consumidores acerca de los derechos de atención al cliente gratuita durante dos años y de obstaculizar el ejercicio de los mismos.

Vigilancia de Bruselas por esta política comercial

Sobre este mismo asunto, también a finales del pasado año la comisaria europea Viviane Reding solicitó a los 27 países de la UE que vigilaran los anuncios de Apple y que averiguaran si la firma  permite a sus clientes conocer su derecho a dos años de cobertura. Al parecer, y según informó entonces la BBC, asociaciones de consumidores de 11 países se habían quejado de que Apple hacía más hincapié en su propio servicio de garantía, lo cual consideraban que eran unas prácticas inaceptables de marketing.

Categoría: 

Temáticas: 

0

Publicidad