Creatividad y color contra la violencia

Miles de fachadas se han convertido en lienzos para artistas. La última muestra de este tipo de arte se encuentra en un barrio de México, donde el color ha inundado sus calles.

El barrio de las Palmitas en México es el último ejemplo de arte urbano. 1.500 metros de un pueblo obrero se han convertido en una explosión de color, tras años con una fría imagen. Los vecinos del barrio aseguran que es una consecuencia de la cohesión social, la participación y la integración. Dicen sentirse más vivos gracias al color que les invade al salir de sus hogares.

 ¡No te lo pierdas!

Categoría: 

Temáticas: 

Archivos multimedia: 

0

Publicidad